fbpx

Tipos de consumidores post pandemia

En 2020, la pandemia creó y aceleró los cambios en la conducta de los consumidores. Uno de los más evidentes fue el vuelco masivo a las compras online a partir de las restricciones para llegar a los comercios físicos.

A raíz de esta situación, la cuarentena generó otras conductas que fueron definiendo las estrategias comerciales de las empresas.

La firma de investigación de mercado Euromonitor Internacional creó un informe sobre las «10 principales tendencias globales de consumo para 2021». De acuerdo con esa investigación, los consumidores:

1) Esperan iniciativas impulsadas por un propósito que respalden el triple resultado. Es decir, están más preocupados por la sostenibilidad que antes del COVID-19.

2) Desean la facilidad de los impulsos y las ocasiones espontáneas y sencillas de la vida pre-pandemia. Valoran la convivencia.

3) Vuelven a conectarse con la naturaleza y recurren a lugares al aire libre para el ocio y para socializar de forma segura.

4) Utiliza herramientas digitales para mantenerse conectado en casa y facilitar procedimientos más seguros en las tiendas físicas.

5) Obtienen una flexibilidad recién descubierta al programar actividades en un orden no convencional para adaptarse a las demandas de tiempo individuales , es decir se permiten “jugar” más con el tiempo.

6) Desconfían de los medios y de los gobiernos, desafían la desinformación y dan prioridad a sus necesidades. Son más inquietos y rebeldes. En 2020, el 29% de los consumidores globales participaron activamente en cuestiones políticas y sociales.

7) Se preocupan mucho más por su seguirdad y exigen servicios sin contacto, estándares de sanitización excepcionales y productos que mejoren la higiene e inmunidad.

8) Revalúan las prioridades e identidades en la búsqueda de una vida más plena y una mejor resiliencia mental. La depresión y la salud mental tuvieron un impacto moderado o severo en el 73% de la vida cotidiana de los consumidores globales el año pasado.

9) Son cautelosos con el presupuesto y compran productos y servicios de valor agregado y asequibles. Son “ahorradores reflexivos”.

10) Encuentran un nuevo equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Se redescubren nuevos espacios de trabajo. Más de la mitad de los consumidores globales tenían anteriormente un límite estricto entre el trabajo o la escuela y la vida personal.

Alison Angus, jefa de investigación de estilos de vida en Euromonitor International, reflexiona que “2021 será un año crucial. Adaptar las estrategias a estas tendencias emergentes de consumo permitirá a las empresas soportar lo inesperado y superar las adversidades”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *